50 Años Después

| diciembre 29, 2016 << Volver

Con visión de futuro, Henry Purcell solicitó que el Campeonato Mundial de Esquí Alpino de 1966 se celebrara en Portillo. Este campeonato era muy importante durante esta época porque habían sólo dos eventos en que se podían reunir los corredores para testear sus habilidades – Las Olimpiadas y los Campeonatos Mundiales. Después de muchas negociaciones, políticas y promesas por la Federación Internacional de Esquí (FIS), las competencias fueron adjudicadas a la Federación de Esquí de Chile y Portillo.

50 años más tarde, recordamos esas emblemáticas carreras que ocurrieron en nuestras pistas. El aniversario número 50 del Campeonato Mundial de Esquí Alpino 1966 en Portillo, es un emotivo pedazo de la historia del esquí y una compleja parte nuestra propia historia. Revisa esta mirada íntima del único Campeonato de este tipo celebrado en América del Sur…

Campeonato Mundial de Ski en Portillo 1966 Jean Claude Killy en meta

Purcell tuvo mucho que hacer para preparar el campeonato    – diseñar y construir andariveles, habitaciones e instalaciones recreacionales, preparar la pista de descenso, instalar sistemas de comunicaciones, y mejorar el sistema de transporte. En Agosto de 1965, se programó un pre-evento, una competencia para poner a prueba las nuevas instalaciones y para dar a los equipos internacionales una oportunidad para esquiar en el verano, algo que era muy inusual para la mayoría de los equipos en esos días.

La naturaleza tiene la costumbre de reírse de la humanidad, y se ensañó esa temporada en Portillo. El 15 de agosto, un tifón proveniente del Pacifico Sur se manifestó en Portillo con vientos de hasta 120 millas por hora, y cayó una enorme cantidad de  nieve y avalanchas que destruyeron todos menos dos andariveles, incluyendo los dos recién instalados.

El nuevo andarivel de silla, Poma, de Juncalillo perdió 13 de sus 24 torres y las estaciones de la base y retorno. Cinco esquiadores murieron en una avalancha que destruyó parte de un alojamiento de empleados. Los equipos de esquí que se habían reunido para el evento estaban atrapados en Portillo, y cuando mejoró el tiempo, tuvieron que salir esquiando a la estación de tren más cercana, a 20 millas.

Ceremonia inauguración Campeonato mundial de Ski 1966

La FIS estaba consternada y le pregunto a los dueños de Portillo qué pensaban hacer al respecto. Dick Aldrich estaba entrando a la política estadounidense y decidió vender sus acciones a Bob Purcell. Su sueño de Portillo se mantenía intacto. Bob estaba convencido que se podría lograr y le dio su respuesta a la FIS diciendo que reconstruiría y el Campeonato Mundial se haría en Portillo. Con un tremendo espíritu de generosidad la FIS acepto seguir adelante con los planes.

La fabrica Poma, los que habían construido todos los andariveles, a cargo de un ingeniero polaco, Janek Kunzynski, se presentaron en Portillo para reconstruir los andariveles dañados. Para evitar futuros peligros de avalanchas, el área fue rediseñada, usando la experiencia de hombres como Othmar Schneider. Portillo contrató un experto en avalanchas, Monty Atwater, para encabezar el programa de control de avalanchas durante el Campeonato Mundial. La armada chilena ofreció artillería para el control de avalanchas y un regimiento de alta montaña para preparar las pistas.

En agosto, 1966, el presidente de la FIS, Marc Hodler y el presidente chileno, Eduardo Frei, inauguraron el primer evento de mayor envergadura del esquí al sur del ecuador.

Inauguración de Campeonato Mundial de Ski en Portillo, Presidente de Chile , Eduardo Frei Montalva, 1966

Esta vez los eventos fueron bendecidos por la naturaleza con días de sol, tiempo frio y perfectas condiciones de nieve. Fue un evento espectacular, especialmente para los franceses, quienes se quedaron con 16 de las medallas incluyendo todas las de oro excepto el de slalom, que fue adjudicado a Carlo Senoner de Italia. El descenso damas fue otorgado a  Marielle Goitschel aunque tuvo que esperar varios años para reclamar su medalla de parte de Erica Schinneger, quien tuvo el mejor tiempo. Erica se sometió a una operación de cambio de sexo poco después del campeonato y renunció a su medalla. Annie Famose ganó el Slalom y Marielle ganó el slalom gigante y el combinado. En las competencias masculinas, Jean Claude Killy comenzó su colección de medallas, llevándose el oro en descenso y el combinado. Guy Perillat gano el slalom gigante.

El slalom gigante se corrió en dos mangas por primera vez en Portillo, ese año la FIS experimentó con nuevos formatos. El circuito de la Copa Mundial fue inventado en el bar de Portillo, durante esos días felices llenos de sol, lo que significó que los mejores esquiadores del mundo podrían competir entre ellos varias veces al año.

World Champs 2