Experiencia Portillo

Los Ski Weeks en Portillo están pensados para que nuestros pasajeros tengan la oportunidad de esquiar, relajarse, olvidarse de los problemas; teniendo una experiencia única que no podrán encontrar en otro lugar.

Portillo está ubicado en un ambiente natural en medio de la Cordillera de Los Andes, sin centros comerciales ni ciudades a su alrededor.  Sólo hay un gran hotel de color llamativo, la impresionante cordillera, 400 pasajeros, 450 empleados con mucha energía y una gran sonrisa para brindar vacaciones libre de preocupaciones.

Los huéspedes llegan los días sábados. Después de realizar el check in pueden ir a explorar nuestro hotel y todas sus instalaciones o simplemente se pueden dirigir directamente a la montaña para esquiar. Portillo es un hotel con diversas actividades e instalaciones en medio de la montaña sin gentío, lo que al momento de esquiar se refleja en que no hay fila en los andariveles.

Nuestros pasajeros pueden escoger cada día entre diversas actividades, especialmente en las semanas temáticas donde hay aún más para disfrutar.  Si no esquía, nuestro gimnasio y fitness center permite realizar actividades físicas. Portillo también cuenta con una sala de juegos para niños, jóvenes y adultos, donde se pueden realizar actividades como ping – pong, mesa de futbol, billar, volleyball y fútbol. El departamento de entretenciones se encarga de organizar las principales actividades diarias para niños y las publican en pizarras por todo el hotel. Por otra parte, si quiere continuar con la relajación y disfrutar del lugar, puede ir a la piscina temperada y jacuzzi del hotel, donde la vista del atardecer, de los rayos del sol atravesando La Cordillera de Los Andes es una experiencia obligatoria en Portillo. Recuerde, esto es sólo el comienzo, hay más actividades y servicios como sauna, masajes, el famoso bar de Portillo, entre otros, que están disponibles para todos nuestros pasajeros y permiten que la vivencia en este lugar sea única y placentera.

Personas de todas partes del mundo vienen a vivir esta experiencia cada temporada. Rápidamente se dan cuenta del porqué este centro de Ski ha sido tan reconocido por tantos años y también notan la fidelidad que tienen nuestros huéspedes, lo que los hace volver año tras año. Esperamos que usted también sea parte de la experiencia Portillo.

Su Día en Portillo

Las actividades diarias que se ofrecen puede variar dependiendo de factores como edades, habilidad de ski, si viaja con familia, pareja, amigos o si viaja solo, entre otros. Un día común sería algo como:

Se recomienda despertar alrededor de las 8.00 para tener tiempo suficiente en prepararse e ir a tomar desayuno. En el comedor principal, los garzones, que serán los mismos que lo atenderán durante toda la semana, estarán preparados para traerle alimentos que le den energía cada la mañana; incluso ellos recordarán como le gusta tomar su café o como le gusta comer los huevos. Mientras desayuna disfrutará de la vista de la montaña y laguna que comienzan a ser iluminados por el sol de la mañana. Cuando termine ya estará preparado para bajar al subterráneo del hotel para ponerse sus botas, buscar sus esquíes y partir a las pistas (los andariveles abren a las 9.00). No se olvide, antes de partir a esquiar, chequear las condiciones de las pistas y revisar la lista de las actividades diarias para organizar su día.

Recuerde pasar por la oficina de la escuela de Ski, ahí puede reservar una hora de clases de ski privadas o en grupo. Nuestros instructores le enseñarán todos los secretos de la montaña, en base al nivel de ski que usted tenga, sus habilidades y nivel. Más rápido de lo pensado usted sentirá que este es su centro de Ski.

Le recomendamos hacer planes para almorzar. Por lo menos una vez durante su semana de estadía, le recomendamos hacerlo en el Restaurante de montaña Tío Bob’s, el que tiene una maravillosa vista a la Laguna del Inca. Este restaurante funciona desde las 11:00 hasta las 15:00. Todos los días, exceptuando los sábados, permitimos que nuestros huéspedes que no deseen o puedan bajar la pista Plateau esquiando, puedan subir y bajar al restaurant en la silla cuádruple y sin esquíes (13:00 a 15:00).

Ya de regreso en el hotel, una vez que entregue sus esquíes y botas en la custodia respectiva y vaya camino a su habitación, recuerde que a partir de las 17:00 puede pasar por el comedor a tomar el té para recobrar energía. Puede continuar a la piscina o jacuzzi, disfrutar de la vista y conversar con gente interesante. Luego vaya a su habitación para tomar una reconfortante ducha. La idea después es reunirse con sus amigos para disfrutar de un cocktail en el bar o en el living del hotel para comentar con ellos el gran día y las historias de Ski.

En Portillo a partir de las 20.30 se puede ir a cenar (recuerde que hay dos turnos, el horario que le corresponde por la semana será definido en conjunto con el Maitre el día de su arribo). Las opciones de comida siempre serán muy tentadoras y deliciosas y el garzón de su mesa le dará las recomendaciones del día. No olvide acompañar estas delicias con un buen vino chileno. Los postres son hechos en Portillo, recuerde dejar espacio para ellos.

La banda en vivo comienza a eso de las 22:30. Le recomendamos pasar por el bar para escuchar por lo menos una o dos canciones y disfrutar del ambiente que hay en este lugar. La banda toca en vivo hasta las 00.00. Después de disfrutar y festejar con la música de la banda, la fiesta continua en la Discoteque donde la música suena hasta que la última persona desee retirarse.

Cada día en Portillo puede ser muy diferente o parecido a los otros, depende solamente de uno y de las cosas que quiera hacer. Nosotros ponemos a su alcance variedad de actividades, unas relajadas y otras más activas, todas para que disfrute.

Las Personas de Portillo

En Portillo nuestro principal objetivo, no es tan sólo poder brindar una gran experiencia de Ski, sino también poder dar una excelente atención a nuestros pasajeros. Por ello Portillo cuenta con una razón de pasajero-staff mayor que 1:1. Nuestra cultura es poder entregar un servicio personalizado y cuidar hasta los más pequeños detalles.

Uno de los detalles que le sorprenderá será cuando llegue al comedor en la mañana y vea que el garzón de su mesa ya tiene servido su plato favorito para el desayuno, o cuando la persona encargada de la custodia de botas, ya tenga a mano sus zapatos sin necesidad de ver su ticket.

Si se encuentra en apuros y necesita arreglar una costura o coser un botón, una mucama puede ayudarle- ellas viven en cada piso y están para servirle. Cuando se encuentre hablando sobre los detalles de las condiciones de tiempo y nieve con el dueño y gerente general en el cocktail de bienvenida, se dará cuenta que estas vacaciones de ski serán algo único y muy especial. Nuestra cultura de servicio se reflejará en cada persona que trabaja en Portillo.

Por último, como regla principal en Portillo: si necesita algo sólo pregunte. Siempre encontrará una persona sonriente con ganas de ayudarle.